El Real Decreto-Ley 15/2020 de 21 de abril contempla 30 nuevas medidas económicas para paliar los efectos del Covid-19, entre las que incluye un paquete de medidas fiscales para liberar más de 1.100 millones de euros en liquidez a las empresas, especialmente a pymes y autónomos.

Resumimos las principales medidas en el ámbito fiscal:

Se ha aprobado que los trabajadores autónomos puedan realizar el cálculo del pago fraccionado del IRPF y el ingreso a cuenta del régimen simplificado del IVA con el método de estimación directa, lo que permitirá que durante el periodo afectado por el estado de alarma se ajuste su pago a los ingresos reales.

Se establece una reducción en el pago fraccionado del IRPF y el IVA, pudiéndose descontar en cada trimestre los días del estado de alarma, y las empresas podrán adaptar sus liquidaciones de ingresos a cuenta a la previsión de ingresos estimada para 2020.

Se fija la posibilidad de supeditar el pago de deudas tributarias del Impuesto de Sociedades a la obtención de la financiación a través de las líneas de avales del ICO.

Se ha aprobado un “IVA cero” aplicable al suministro de productos sanitarios en entidades públicas sin ánimo de lucro y centros hospitalarios, en línea con la reducción de aranceles de la UE.

Se ha aprobado la reducción del IVA para los libros, revistas y periódicos electrónicos, equiparándose a los productos impresos, pasando del 21% al 4%.

Se establece un mecanismo para la renegociación y aplazamiento del pago de alquileres de locales de negocio.