Hoy se ha publicado en el BOE el Real Decreto 537/2020, de 22 de mayo, por el queda prorrogado el estado de alarma hasta las 00:00 horas del día 7 de junio de 2020.

Las comunidades autónomas tendrán un papel más decisivo en las medidas a aplicar durante la desescalada, puesto que el Gobierno podrá acordar conjuntamente con cada una de ellas la modificación, ampliación o restricción de las actuaciones y las limitaciones respecto a la libertad de circulación de las personas, entre otros ámbitos, para adaptarlas mejor a la evolución de la emergencia sanitaria.

Además, recoge que en los territorios en fase 2 las administraciones educativas podrán disponer la flexibilización y la reanudación de las actividades presenciales en el ámbito educativo no universitario.

Según informó el Ministerio de Educación, en la práctica y en la fase 2 los alumnos podrían acudir a clase en tres supuestos:

  • estudiantes de infantil menores de 6 años cuyos dos padres no puedan teletrabajar
  • estudiantes especialmente vulnerables de primaria, para recibir refuerzo educativo
  • y, de forma voluntaria, no solo los alumnos que se presentan a Selectividad (unos 217.000), sino los alumnos del resto de cursos terminales (4º de ESO, 2º de FP de grado Medio y Superior y último año de Enseñanzas de régimen especial).

En cualquier caso, como recoge el artículo 7 del RD, la decisión queda en manos de las autoridades educativas de las Comunidades Autónomas. La Comunidad de Madrid no ha anunciado medidas en materia educativa para cuando llegue el momento de entrar el Fase 2.

También levanta la suspensión de los plazos administrativos el 1 de junio y de los plazos procesales el 4 de junio.