A falta de un documento definitivo por parte del Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas que se espera para hoy, se han propuesto una batería de medidas de las que destacamos las siguientes:

  • El curso termina en junio. El aprendizaje continúa por lo tanto hasta la finalización del curso escolar. La actividad lectiva sigue adaptándose a la modalidad a distancia.
  • No habrá actividad lectiva en julio.
  • Especial atención al alumnado más vulnerable como consecuencia de sus circunstancias personales (socioeconómicas, discapacidad, etc.) que dificulten o impidan el acceso o el uso de la tecnología necesaria, así como del alumnado con necesidades educativas especiales.
  • Verano: se podrán abrir los centros para realizar actividades de refuerzo en formas diversas combinando esta actividad con lo lúdico. La decisión corresponderá a las CC.AA.
  • Las CC.AA. flexibilizarán el currículo adaptando las unidades didácticas a los aprendizajes esenciales fundamentados en las competencias (El Ministerio tiene la competencia sobre el 65% o 55% del currículo y sin embargo no ha dicho que fuera a adaptar nada).
  • Se adaptará la promoción, evaluación y titulación. La evaluación será continua de carácter diagnóstico y formativo. Se valorarán los avances realizados y los déficits para planificar las medidas de refuerzo y recuperación que se adaptarán en el curso 2020/21.
  • En el caso excepcional de decidir la repetición de un alumno deberá estar sólidamente argumentada e irá acompañada de un informe individual y de un plan de recuperación
  • En 4º de ESO y 2º de Bachillerato se adaptarán los criterios para superar la evaluación.
  • EBAU: cada CC.AA. fijará las fechas de celebración y no hay plan B en el caso de que no se pudiera realizar la prueba de forma presencial.
  • Curso 2020/21: se aplicarán medidas de refuerzo y adaptación del currículo. El tercer trimestre debe servir para diagnosticar e identificar las competencias esenciales no adquiridas para poder abordarlas en el curso escolar siguiente.
  • Con relación a las prácticas de Formación en Centros de Trabajo de los alumnos de FP de Grado Medio y Superior:
  •       Reducción de la duración hasta el mínimo de 220 horas.
  •       Podrán sustituirse por la elaboración de un proyecto.
  •       Quienes han sido contratados estando en el último curso de FP sanitaria o servicio socio comunitarios podrán quedar exentos de las prácticas.
  •       En todo caso, los alumnos de 2º grado de FP de Grado Superior estarán evaluados antes de la celebración de la EBAU para que puedan acceder a esta prueba.
  •        La evaluación se flexibilizará por parte del profesorado en quien recae la confianza de las decisiones que adopten.
  • La permanencia del alumnado en FP pasa de 4 años a 5.

Los procesos de escolarización se reanudarán cuando termine el estado de alarma.